Cómo recuperar el brillo de las joyas

recuperar el brillo de las joyas

Descubre cómo recuperar el brillo de las joyas con nuestros sencillos trucos. ¿Tus joyas favoritas han perdido su aspecto original?

Cómo recuperar el brillo de las joyas

Para recuperar el brillo de tus joyas (principlamente joyas de plata) existen sencillos pasos infalibles que recomiendan los expertos. Sin embargo, mucho cuidado con los trucos de blogueros inexpertos en joyería si queréis evitar dañar vuestras joyas.

Conseguir joyas de plata más brillantes que nunca

A menudo las joyas de plata cuentan con un baño llamado de “terminación”. Este puede puede ser de rodio o bien de oro. Es muy importante tener en cuenta este pequeño detalle ya que con una limpieza inadecuada podríamos dañar incluso hacer desaparecer esa capa de terminación.

recuperar el brillo de las joyas

Recomendaciones para recuperar el brillo de las joyas

  • Para un mantenimiento regular: mezclar en una fuente unas gotas de lavavajillas con agua templada y sumergir las joyas durante 10-15 minutos.
  • Para un mantenimiento menos frecuente: potenciar con un poco de amoniaco o alcohol (excepto en piezas delicadas y las de platino).
  • Aclarar con abundante agua.
  • Secar con un paño de algodón (gamuza seca) o un secador ligero por encima de la pieza.

¿Sabías que para conservar el brillo de las joyas es preferible guardarlas en su cajita original o en bolsita de tela? De este modo conseguiremos que la plata no entre en contacto con el aire ni tampoco con la humedad.

recuperar el brillo de las joyas

Trucos sencillos

  • No dudes en usar un cepillo de diente (suave) para limpiar las zonas más complicadas.
  • No frotes demasiado fuerte para evitar rayar las joyas.

Lo que NO hay que hacer para recuperar el brillo de las joyas

Por último, olvídate de los métodos con papel de aluminio, agua y sal o con vinagre, bicarbonato de sodio, limón o bien pasta de diente.

Si sigues teniendo dudas, nuestro equipo de expertos estará encantado de poder atenderte en nuestras tiendas.


Deja un comentario